QUIERO OPOSITAR ¿POR DONDE EMPIEZO?


Si estás pensando en opositar a una de las 16.000 plazas docentes que se van a convocar el próximo curso, es muy lógico que se sientas desorientado y no sepas por dónde empezar.
Como experta en el campo de las oposiciones docentes desde hace más de 25 años, sé perfectamente cómo te sientes y espero que te sirvan algunos de los consejos útiles que te doy como preparadora, autora , editora, profesora y miembro de tribunal de estas oposiciones.


Aquí te paso mi decálogo sobre los diez aspectos básicos que debes tener en cuenta:

1. Antes de tomar una decisión precipitada debes recoge mucha información sobre todo.

La orientación es un proceso que comienza desde la recogida de información, incluye la valoración de opciones y termina en una toma de decisiones. Mi consejo es que durante dos o tres meses acudas a todas las fuentes de información disponibles: academias, sindicatos, páginas oficiales del ministerio y comunidades autónomas etc.

Debes informarte sobre las plazas ofertadas, el historial de plazas ofertadas en los últimos años, el sistema de oposición que incluye los tipos de exámenes a los que te enfrentas y el funcionamiento de la fase de concurso. Las especialidades a las que puedes acceder con tu titulación y que áreas, materias o módulos imparte en cada una de esas especialidades.

2. Acude a todas las charlas informativas de academias que puedas, pero no te comprometas a una matrícula que implique riesgo económico importante para ti hasta que no hayas valorado más opciones.

Actualmente existe mucha oferta formativa, demasiada. Debes tener en cuenta que hay muchas plazas convocadas y que todo el mundo quiere hacer negocio con esto. Debes diferenciar entre los verdaderos profesionales y los oportunistas. Desgraciadamente hay más oportunistas que verdaderos profesionales. Conoce las diferentes opciones pero no corras riesgos hasta estar seguro de con quién confías plenamente.

3. No te dejes engañar por la imagen de la publicidad pagada por internet. La fuente de información más fiable siempre es el "boca a boca", o lo que es lo mismo, antiguos alumnos que hayas podido conocer personalmente. Los testimonios de internet no siempre son fiables.

Los verdaderos profesionales emplean más tiempo preparando clases y atendiendo a sus alumnos que invirtiendo en internet. La imagen de profesionalidad de empresas y preparadores es muy importante, pero lo verdaderamente importante es si sus alumnos están satisfechos con la preparación que han recibido ,con el trato y por supuesto con el resultado.

No todos los alumnos tienen razón en lo que dicen, por ello debes fiarte de las personas que conozcas de primera mano.

4. Elige un equipo de preparadores y no a un solo preparador. Las pruebas de exámenes son complejas y es muy difícil que una sola persona sea experta en todo.

El temario, el práctico y la parte didáctica de la oposición requieren de conocimientos y habilidades complejas. ¿De verdad crees que una sola persona puede ser experto en todo? En el examen de oposición no se espera que tú seas experto en todo, sino que desarrolles un examen equilibrado en todas las partes. ¿No es mejor tener a un experto para cada una de las parte y bloques de contenidos de tus pruebas? Esta cuestión, si la reflexionas es muy obvia. Busca un equipo, no a una sola persona que muy probablemente te daré una única opinión de cómo puedes hacer las cosas. Un buen equipo te proporcina una visión más amplia y un modelaje diferente que te permita tomar tus propias decisiones.

5. Elige un buen material. El buen material siempre lleva el nombre del autor o autora que lo ha elaborado. Investiga quiénes son y qué puestos ocupan en la administración pública.

Un buen temario no es el que se vende mucho. Un temario que se vende mucho, se vende mucho y punto. A veces se vende mucho solo porque el canal de distribución es amplio. Un buen temario está elaborado por profesionales que deciden jugarse su prestigio poniendo claramente su nombre y apellidos en su autoría y que responden legalmente por lo que han escrito. Si alguien decide exponer su prestigio profesional probablemente elabore un mejor material.

6. Contrata a los mejores profesionales, no a los que más cómodo te lo pongan.

Si de verdad quieres conseguir una plaza, vas a invertir tiempo y dinero. Mucho tiempo y mucho dinero. No debes tener otra prioridad que invertir bien ese tiempo y ese dinero. Porque te pille cerca de casa, porque te lo pongan fácil, porque no te exijan esfuerzo personal , porque el horario te sea más cómodo…no son señales de elegir priorizando la calidad de la profesionalidad de lo que contratas.

Busca una preparación técnica pero también una preparación personal. Los nervios juegan muy malas pasadas.

Muchos opositores, habiendo estudiado mucho , no consiguen superar las pruebas; otros habiendo estudiado mucho menos consiguen una plaza. Es muy simplista pensar que es solo cuestión de suerte como si fuera una lotería. Las oposiciones a grupos A de las función pública son una cuestión muy seria. La pruebas son duras, se pasa muchísima tensión y has de buscar profesionales que te ayuden también a controlar tus emociones , tu estrategia de estudio, tu actitud mental y tu preparación personal. Ningún deportista de alto rendimiento se entrena solo en deporte físico. Entrena su mente. Es imprescindible que lo hagas para obtener buenos resultados.

7. Confía en los profesionales que hayas elegido. Tampoco es cuestión de cuestionarlo todo a toda hora.

Ciertamente cuesta tomar la decisión, sobre si opositas o no, sobre la especialidad por la que apuestas y sobre todo por los profesionales en quien confiás. Esto te lleva dos o tres meses de recoger información y dos o tres meses de probar a estos profesionales. Pero una vez hecho, déjate guiar por ellos. Si son profesionales llevan mucho más tiempo que tu acompañando a otros opositores hacia su meta y saben mejor que tu lo que deben hacer. Sin confianza no vas a poder entrenarte bien.

8. Confía en el procedimiento de selección. Cada vez más las oposiciones son más transparentes.

Muchos aspirantes y opositores piensan demasiado en que el proceso de selección no es justo ni transparente. Eso no es cierto. La administración está articulando cada vez más mecanismos de control para asegurar la pulcritud y profesionalidad de los tribunales. Estos pensamientos entorpecen muchísimo el proceso de estudio y ejecución en las pruebas. En realidad, restan tiempo y energía. No te dejes marear por estos rumores y noticias sensacionalistas sin fundamento. Es esencial que te centres en tu tarea de preparación y en adquirir y mantener una actitud positiva. Es más eficaz, y más ajustada a la verdadera realidad.

9. Confía en ti. Valora tu esfuerzo y verás que el resultado siempre es bueno si lo sabes interpretar.

La confianza es esencial. Condición indispensable para empezar y terminar bien. Ganar una plaza requiere una gran fortaleza mental. Tus entrenadores pueden y deben ayudarte en esto, y tú debes ser tu mejor aliado. No hay esfuerzo inútil. Todo forma parte de tu aprendizaje. Estas madurando como profesional a través de tu preparación. El proceso te va a convertir en mejor profesional y valorar cada paso que das en este sentido te ayuda a conseguir tu meta. Mantén esta actitud en todo momento.

10. Mantén una buena actitud. Esto te permitirá sostener el estudio y realizar una buena ejecución en las pruebas. Tu actitud es el alimento de tu resultado.

No existe la suerte, existe la buena suerte. La buena suerte es el resultado del trabajo bien hecho. El éxito llega cuando la preparación encuentra su oportunidad.

Es un viaje hacia el futuro que comienza en este mismo instante. En este viaje nunca se pierde nada, se invierte en experiencia. Y es la experiencia lo que lleva a la excelencia.

Así que... ¿Por donde empiezas?


1. Recoge información de fuentes fiables de tu entera confianza

2. Elige bien a tus preparadores. Es esencial este punto.

3. Consigue un buen material de estudio

4. Desarrolla una buena estrategia y planificación de tu preparación.

5. Desarrolla y mantén una actitud positiva.

6. Rodéate de gente que te apoye

7. Establece un compromiso contigo mismo

8. Estudia y vuelve a estudiar

9. Practica y vuelve a practicar

10. Esfuérzate , valora tu esfuerzo y contempla en resultado.

Muchas gracias por tu confianza.

Pilar Vivó Murciano.

Coordinadora Formación IVEP. Especialistas en oposiciones al profesorado.
Coordinadora Editorial IVEP. Editorial especializada en oposiciones al profesorado.
Orientadora de Secundaria.
Licenciada en Psicología.
Terapeuta Gestalt.
Coach de opositores.

INFÓRMATE GRATIS AHORA

Acepto la Política de Privacidad y Consentimiento para Formularios